About Me | Contact

LIVING

Visita al Hotel Boca Chica

El tesoro de Acapulco

Septiembre 23, 2014.
Durante toda ni niñez y adolescencia visitaba el puerto mínimo 4 veces al año porque mis abuelos tenían una casa ahí con el mas puro estilo Acapulco: columnas blancas, muros de piedras expuestas, terrazas abiertas, muchas plantas, alberca retro, grandes persianas de madera en las ventanas de las habitaciones y por supuesto, ventiladores de metal y hamacas. Es increíble como cuando somos pequeños damos por hecho que tendremos la misma vida por siempre y a veces no apreciamos tanto las cosas cuando las vivimos, ya que todos esos viajes formaron muchos de los mejores y mas felices recuerdos de mi vida! Eso es Acapulco para la mayoría de los mexicanos: recuerdos de familia.

Tiempo después dejé de visitar el puerto por la inseguridad y volví hasta hace poco para encontrar una ciudad dividida en 3: el nuevo y ultra moderno Acapulco diamante, mas adelante y separado por la montaña de Las Brisas el Acapulco tradicional de la costera y el parque Papagayo y al final el Acapulco viejo o tradicional donde está la famosa Quebrada y las primeras playas del puerto: Caleta y Caletilla. Ahora es considerada la zona mas popular y justo ahí el Grupo Habita hizo lo que yo llamo el tesoro de Acapulco, el hotel: BOCA CHICA que representa TODO, literalmente todo lo que el espíritu del puerto, ya que como en cada una de las locaciones de los hoteles del grupo, en cada propiedad en lugar de transformarla y querer parecer moderno, mas bien se adapta a su origen, a su espacio y a su tradición propia y lo re interpreta logrando un resultado edgy y contemporaneo, pero con esta sensación de recuerdos felices del viejo Acapulco.

Estar en el Boca Chica es una experiencia única (definitivamente eso es lo que buscamos todos los viajeros y se agradece), las habitaciones están llenas de detalles (desde los muebles hasta las amenidades), el restaurante es uno de los mejores del estado, todo el día se pueden ver las lanchas de pescadores o de turistas que pasean en las que tienen fondo de cristal o incluso los yates de gran lujo que paran en el muelle del propio hotel para que sus dueños bajen a comer al restaurante, tiene acceso privado al mar (donde se puede bucear o remar en kayak que el hotel ofrece de manera gratuita), SPA, jardines, es perfecto para bodas y eventos y además acepta mascotas! Así que su próxima visita al puerto deberá ser para conocer y hospedarse en Boca Chica. El tip es estar pendiente de la cuenta de Twitter del grupo Habita que ofrece excelentes ofertas y promociones @GRUPOHABITA y para reservaciones dar click aquí

Gracias a Rafael Micha por las atenciones! Fotos del hotel cortesía de Undine Prohl. Fotos de retrato por William Kant en las que estoy usando camisa de J. Crew, shorts de Penguin comprados on line en Dafiti, gafas solares de Spektre y una polo de Burberry.

Back